Enfermedad por Reflujo Gastroesofágico: Terapia Nutricional

Estudios epidemiológicos muestran que entre el 15 y el 20% de la población occidental padece la Enfermedad por Reflujo Gastroesofágico y su incidencia ha incrementado en las dos últimas décadas.

 

Al ingerir los alimentos en una digestión normal suelen  pasan del  esófago al estómago, donde se transforman en una especie de papilla por la acción del contenido del estómago, conocido como el jugo gástrico, que es una mezcla de ácido clorhídrico y alimentos. Los alimentos tras varias horas pasan al duodeno, y la digestión sigue su curso.

 

¿ QUÉ SUCEDE EN LA ENFERMEDAD POR REFLUJO GASTROESOFÁGICO?

En este caso el esfínter gastroesofágico o válvula, situada entre el esófago y el estómago, no funciona correctamente y puede permanecer abierta por periodos de tiempo variable, lo que hace que se produzca acidez (pirosis) con una sensación de ardor o  quemazón en la “boca del estómago” que asciende por el centro del tórax, pudiendo alcanzar la garganta (faringe) y se percibe como un líquido ácido en la boca. Otro síntoma, aunque menos frecuente es la regurgitación, la  sensación de que la comida viene a la boca. Otros síntomas pueden ser eructos, tos crónica, sibilancias, dificultad al deglutir, cambios de voz, dolor de garganta, dolor en el pecho.

Entre los factores de riesgo para el desarrollo de esta enfermedad están:

  • Obesidad
  • Hernia de Hiato
  • Embarazo
  • Tabaquismo
  • Alcohol
  • Medicación
  • Infección por Helicobacter Pylori.
  • Factores genéticos

El tratamiento para la ERGE (Enfermedad por Reflujo Gastroesofágico) puede incluir:

  • tratamiento farmacológico
  • tratamiento nutricional
En el caso del tratamiento nutricional, existen pautas específicas y muy sencillas a seguir para la mejora parcial o total de los síntomas de la esofagitis.

 

Ejemplo de un menú diario diseñado para una persona que padezca de ERGE:

Recursos útiles

http://www.aegastro.es